Virgen de Guadalupe

El cuadro, de 2 metros de altura por 1,4 de ancho, está fechado en 1765 y firmado por Miguel Cabrera (Mich’ Cabrera Pinxt – Mexici Anno 1765), importantísimo pintor mejicano del siglo XVIII, autor del tan conocido y divulgado retrato de Sor Juana Inés de la Cruz existente en el Museo de México.
En el centro de la obra, la imagen de Nuestra Señora la Virgen de Guadalupe, está representada siguiendo la fiel reproducción de la impronta milagrosa en el poncho del indio Juan Diego, motivo por el cual, esta parte de la artística composición se presta a pocas manifestaciones de genialidad por parte del autor.
Más interés pictórico ofrecen los cuatro medallones existentes en los ángulos del cuadro, bordeando la imagen, y que aportan escenas de la aparición y estampación milagrosa.
Los cuatro medallones con las citadas escenas, están enmarcadas en orlas de estilo rococó, rodeadas a su vez, cada una de ellas, de una preciosa cabeza de querubín y ramos de flores, revistiendo al conjunto de una gran decoratividad.
Miguel Cabrera fue un pintor mejicano, de gran relieve, de origen zapoteca, nacido en 1695 en Antequera (actualmente Oaxaca), llegando a ser presidente de la Academia de Bellas Artes de San Carlos.
Autor de importantes obras, cabría destacar entre ellas el anteriormente citado retrato de Sor Juana In´es de la Cruz; el de Agustina Teresa Arosquera y el del virrey de México, Juan Francisco de Güemes.
Murió en 1768, tres años después de haber pintado el cuadro de la Virgen de Guadalupe, Que ahora podemos contemplar entre las obras de arte de la <>.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies