Palmarés Festero de José María Ramírez Mellado

Aunque ha sido amante de la Fiesta desde que tiene uso de razón, por razones familiares no se inicia como festero hasta que tiene disponibilidad económica. Su primera edición es la de 1969 en la comparsa “Guerreros”, en la que permanece hasta el año 1980 en el que es fundador de la comparsa “Almorávides”, de la que ocupa el cargo de primer Presidente, participando en todas las ediciones festeras hasta la fecha. El nombre, el traje y la bandera son propuestos e inducidos por él. Colabora en esos primeros años en la urdimbre y la consolidación de la comparsa que pasa por difíciles momentos. Redacta en 1981 el primer proyecto de Reglamento y Estatutos. Edita y es autor en 1986 del libreto de la primera capitanía Almorávide. Participa en cinco ocasiones en el Concurso de Cabos de l’Avís, ganando en todas ellas el premio a la mejor escuadra y quedando tres veces el primero (1981, 83 y 84), y dos el segundo, concediéndosele en 1986 la Escarapela de plata. Fue el coordinador del 50 Aniversario de la Comparsa con exposición y actos culturales diversos, así como el desfile extraordinario de ese año.
Por su vinculación a los círculos literarios de la época que le llevó a ser premiado en distintos certámenes, juegos florales y concursos, además por su decidida vocación a los Moros y Cristianos, es nombrado Cronista de Fiestas en 1974, asistiendo ese mismo año al Congreso nacional de Cronistas del Reino en representación de Ibi, deja el cargo tras la edición de 1979, volviendo a ser nombrado en 1983 y ejerciéndolo hasta 2003..
Al producirse la vacante en el cargo de Embajador cristiano y conociéndosele su participación en numerosas obras teatrales, es nombrado como tal en 1975, interpretando por vez primera el monólogo en lengua vernácula, que fue traducido por petición suya por un lingüista amigo suyo, dimite del cargo en 1979 en primera instancia, aunque también es nombrado nuevamente en 1984 para ocuparlo hasta 1990. Es Embajador moro en 1991 y representa a la UNDEF como Embajador cristiano en la Expo de Sevilla en 1992, donde interpreta nuestra Embajada ante cinco mil personas en directo y para varias televisiones. La Embajada de Ibi fue por aquel entonces emitida íntegramente en el programa Raíces de TVE y en varias ocasiones por parte en las distintas televisiones nacionales. También ha interpretado la Embajada en Madrid en el Parque del Retiro con motivo de la Feria turística nacional. Fue nombrado Embajador Cristiano en el año 2003 hasta el 2005, y Embajador Moro desde el 2007 al 2009.
En 1982 escribe su primer guión de la Exaltación festera, encargándose asimismo de su dirección, función que desempeña ininterrumpidamente hasta 1990, y desde 1996 a 1999, encargándose igualmente de su dirección en 1997, año en que se celebró su 25 aniversario, escribiendo y dirigiendo un montaje teatral alusivo a los Moros y Cristianos de Ibi. Ha escrito en numerosas ocasiones el guión del acto de reconocimiento de cargos. Nuevamente escribe ambos guiones desde el 2013 al 2017.
En 1974 entra en el equipo redactor de la Revista de Fiestas, y con una labor muy destacada a partir de 1982. A partir de 1990 se ocupa de su dirección artística y técnica, montaje y maquetación, siendo nombrado vocal ponente y responsable de la misma en 1996, cargo que ejerce hasta el año 2001.
Se encarga del guión, dirección artística y técnica, así como del montaje y dirección de la edición del vídeo de fiestas desde 1993 hasta el 2008.
En 1990 fue Mantenedor de su querida Exaltación festera, en cuya alocución ya pedía públicamente la anhelada “Casa del Fester” que hoy es una realidad, gracias al entusiasmo puesto en la empresa por parte de las autoridades locales.
Es miembro del Consejo Asesor de la Fiesta desde que se creó en 1986 hasta el año 2016, siendo por lo tanto ponente de la revisión de nuestros estatutos aprobada en 1994 y colaborando en la elaboración del Reglamento actual de la Fiesta y su posterior ampliación.
En 1985 propone a don Antonio Anguiz Pajarón como primer festero acreedor al título de “Festero de Honor”, habida cuenta de su aportación a la historia y cultura local, nombramiento que es aceptado por unanimidad en la Asamblea ordinaria de la Comisión de Fiestas.
En 1993 propone la restitución de la Diana Festera del primer día de la trilogía, amparándose en la tradición festera de nuestra localidad, especificando y delimitando su ritual para adecuarlo a la circunstancia histórica. La Comisión de Fiestas presidida por don Enrique Montesinos Gozalbo recoge la propuesta y en 1994 se instaura.
En 1984 ya propone por vez primera la restitución de la figura del Sargento de disparo, desaparecida por confusión con la del Alcalde de Fiestas, su insistencia hace que algunas comparsas lo nombren como cargo de comparsa, sin embargo y ante el estado lamentable de descoordinación y anarquía de los Alardos en 1989, propone la restitución de la rueda del disparo y su ritual secular, cosa que se consigue en pocos años gracias al tesón de las distintas comisiones de fiestas. También propone la restitución en todas sus prerrogativas del Sargento de Disparo. A partir de 1990 ya existe Sargento de disparo en Ibi y en 1993 se le concede toda la dignidad de los antiguos tiempos.
Ha participado en numerosísimas mesas redondas y simposiums de Moros y Cristianos. Ha dado conferencias en toda la Comunidad Valenciana y fuera de ella. Ha sido mantenedor o pregonero de actos de la más variada tipología, de Fiestas populares en toda la Comunidad Valenciana y fuera de ella. Ha escrito innumerables ensayos y artículos sobre la Fiesta en general y la de Ibi en particular. Ha participado en un gran número de programas de radio y televisión de carácter divulgativo sobre las Fiestas. Y la Revista de Fiestas de Ibi desde 1970 contiene más de 150 artículos, poemas o trabajos suyos.
Se le han publicado artículos en Información, Ciudad, Las Provincias, Levante, La Verdad, El Mundo, El País, etc. Ha sido asiduo de muchas revistas de fiesta como la de Alcoy donde participó más de quince años, y la de Onteniente durante cinco, y ocasionalmente en la mayor parte de las del ámbito. Ha escrito docenas de poemas con el argumento de los Moros y Cristianos, la Patrona y el pueblo de Ibi, poemas que sirvieron para hacer llegar el fenómeno de nuestra Fiesta a puntos inimaginables. Ha sido incluido en ediciones de recopilaciones de poetas valencianos con poemas sobre Ibi y su Fiesta y en trabajos colectivos para las Fiestas de Moros y Cristianos realizados por distintas entidades y estudiosos.
El año 1997 publicó el libro “Ibi, un pueblo que hace historia”, dedicado en gran parte a la Fiesta y a la Virgen de los Desamparados, y, progresivamente “Ibi, un destino compartido”, íntegramente dedicado a la Fiesta de Moros y Cristianos, y tres años después “Ibi, una aventura de siglos”, ofreciendo en todos ellos una idea cronológica de su evolución que no había sido abordada hasta ese momento por nadie y que ha conseguido que 2000 hogares de Ibi, tengan una historia de nuestras Fiestas en su casa.
Es conocido adalid de la plena integración de la mujer y la defensa entusiasta de los valores de nuestra Fiesta, así como su perpetuación a través del tiempo.
Ha colaborado con la Comisión, comparsas y festeros en cientos de exposiciones, conciertos, representaciones, actos culturales, conferencias, publicaciones y manifestaciones artísticas o de cualquier tipo. Ha investigado, estudiado y trabajado sobre los Moros y Cristianos durante casi 40 años y sigue haciéndolo hoy.
Su esposa Rosario Guillem Verdú, ostentó el cargo de Abanderada Almorávide en el año 1991, y su hija Raquel en el de 1997 y, él mismo, ostentó la Capitanía de su comparsa Almorávides en el 2006, acompañado de su nuera como Abanderada.
Es autor del informe que valió a Ibi para ser nombrada Fiesta de interés turístico provincial, así como el posterior informe para ser declarada Fiesta de Interés Turístico de la Comunidad.
En el año 2013 optó al cargo de Presidente de la Comisión de Fiestas, obteniéndolo en una votación de todos los festeros, y ejerciendo el cargo hasta el 2016. En su Presidencia se editó el Libro Blanco de la Fiesta de Moros y Cristianos, que se estructuró sobre la base de toda la documentación recopilada por él y la colaboración de todo el equipo de la Comisión de entonces, se realizó una completa remodelación del Reglamento de las Fiestas, se creó el Concurso de Bandas del Día de l’Avís, se engalanaron las calles por primera vez, comenzó el Festival de Bandas que se celebra al finalizar las Fiestas, se dotó a la Comisión de Bandera de la entidad, se consiguió el nombramiento de nuestra localidad como Fiestas de interés turístico de la Comunidad Valenciana, se interpretó el Himno por todas las bandas por primera vez el día del Pregón del Alcalde, se cambió la página web incorporando todas las revistas y un sinfín de datos históricos de la misma Fiesta, se realizó una reestructuración importantísima del Museo incorporando una gran cantidad de nuevos fondos, se realizó una enorme inversión en equipamiento y otro gran número de logros que sería exhaustivo enumerar.
Los Moros y Cristianos son para él un estilo de vida, una ilusión permanente y una filosofía, en muchos momentos representaron una tabla de salvación y siempre un motivo de superación. La aportación cultural que la Fiesta le ha dado, impregnan de tal modo su vida y obra que se ha convertido en parte consustancial de su personalidad. Como dice él: La Fiesta me ha dado un gran número de amigos y todos mis enemigos, bendita sea la Fiesta porque ha sido una gran escuela de vida y una prueba constante a mi autoestima, influyendo decisivamente en la formación de mi personalidad, para lo bueno y para lo malo que contenga.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies