Antonio Anguiz Pajarón

Sus hijos no recordamos desde cuando era festero, para él, ser festero era ser masero, su comparsa de toda la vida.
Debió serlo desde joven: su padre, que aunque desarrolló su profesión de médico en Ibi, había nacido en Alcoy, lo vistió ya de ‘’moro de la manta’’ a los 3 años (tenemos la fotografía que así nos lo muestra). La afición empezaría pronto y nunca decayó.
También hay constancia fotográfica que siendo estudiante en Barcelona de primero y segundo de medicina, junto con otros amigos de Ibi, decidieron disfrazarse con unos trajes de chumberos para presentarse a un concurso de Disfraces del Casino de Barcelona… el tema debía de tratar sobre películas. Ganaron el premio al mejor grupo.
Si que tenemos el recibo por la cantidad de 240 pts.: ‘’un porte en totalidad del traje comparsa del Maseros’’ del 20 de septiembre de 1945 y fotos vestido de festero en los años 40, unas veces saliendo en las escuadras en la entrada, y otras montando a caballo con alguna amiga o su esposa, de valenciana a la grupa… o en pasacalles acompañados por la banda de música.
Su culminación como festero fue ser Capitán del Bando Cristiano en las Fiestas de 1971, y lo movió el hecho de que nuestras fiestas mayores lo son en Honor a la Virgen de los Desamparados, la que llevaba siempre cerca del corazón, en el escapulario de su traje de masero.
Fue muy emotivo para él recibir junto a su amigo y compañero de comparsa ‘’el tio Cagamistos’’, el título de Festero de Honor, decidiéndolo la Comisión de Fiestas de Moros y Cristianos, de acuerdo con la Asamblea General del 29/9/1986; ‘’por los especiales méritos contraídos en su vida festera’’.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies