El Disparo y La Diana

DIANA: La Diana es el acto en el que los festeros brindan los Moros y Cristianos que comienzan esa mañana a la Virgen de los Desamparados. Se celebra el viernes, primer día de la Trilogía, a las 8 en punto de la mañana. Toman parte en ella una escuadra de cada Comparsa. Las escuadras de las comparsas de Capitanía son dirigidas por los Sargentos, el resto por los Cabos elegidos por la misma Comparsa. Cada escuadra elige un pasodoble, forman delante de la Parroquia y comienza la interpretación por la banda correspondiente, al efectuar la subida de la música el Sargento o el Cabo da la orden de “arrancar” a la escuadra, para después hacer un recorrido por la población. Todo esto viene precedido de un ritual preciso que recuerda las evoluciones castrenses del siglo XVII. Después de unas oraciones, todos los asistentes interpretan el Himno de la Coronación, tras el cual se dispara una traca y hay un volteo de campanas que da origen al primer aplauso de la trilogía y el comienzo del acto. Es un precioso momento que cada vez atrae a un mayor número de personas.

DISPAROS DE ARCABUCERÍA: Son tres, el primero el segundo día de Fiestas por la tarde. El bando moro se coloca en el Carrer Les Eres y el Cristiano en Joaquín Vilanova, van uno al encuentro del otro. Encaran en el Carrer Les Eres y el bando cristiano se ve obligado a retroceder. Al finalizar los Cops y los Capitanes quedan delante del Castillo arcabuceándose entre ellos. Después se pronuncia la Embajada mora, tras la cual los moros toman el Castillo.

Los otros dos tienen lugar en la mañana y la tarde el último día de Fiestas, el domingo, con el mismo itinerario y formato. Comienza en Joaquín Vilanova y termina en el Castillo del mismo modo pero con los Capitanes y Cops invertidos, ya que ahora el bando atacante es el Cristiano. El bando Cristiano hace retroceder al bando Moro hasta el Castillo en ambos disparos. Al finalizar el de la mañana se celebra el Juicio Sumarísimo del Moro Traidor, y por la tarde se produce la Embajada Cristiana y la toma de los Cristianos del Castillo.

Recientemente se han realizado distintas incorporaciones motivadas por el deseo de retomar ritos y personajes de nuestra Fiesta primigenia. Como es el nuevo rito de la Diana y el cargo de los Sargentos. El cargo de Sargento ha estado desaparecido algunos años, tomando parte de sus atribuciones el Alcalde de Fiestas y sus Tenientes de Alcalde.

La Diana, El Disparo y el Sargento forman parte del rito de nuestra Fiestas y están interrelacionados. A finales de los ochenta, por algún extraño designio, por desconocimiento o por la causa que fuese, la Rueda de Disparo se llegó a perder, el Cronista José María Ramírez Mellado hizo la propuesta de retomar la Rueda de Disparo, rehabilitar el cargo de Sargento y volver a retomar el ritual antiguo de la Diana.

De ese modo, este cronista, en sus crónicas, describió el ritual del Disparo de Ibi y su Rueda de Disparo, qué es el Sargento y qué puede aportar a nuestra Fiesta. En Ibi el Capitán actúa como “Primer Tro” y el “Cop” como “Darré Tro” del bando, en los años 70 se decide que los Capitanes encaren todo el tiempo, que no es como se hacía con anterioridad, pero se había convertido en una costumbre muy arraigada en la localidad. Antes de la Guerra y de que se diesen cuenta del daño que las detonaciones hacían al edificio parroquial, cada bando subía por una calle diferente y encaraban en la calle Colón (Les Eres). Así pues la realidad a la que había llegado la costumbre era como se ha indicado: distinta. El Cronista refirió y sugirió este ritual que ahora se observa, también el hecho de que Capitanes y “Cops” disparan a discreción, aunque el Capitán lleve “rueda de tiradores” y el Cop dispare un trueno fuerte y rotundo que anuncie el cierre de la Rueda de Disparo. El Sargento en ese ritual reencontrado es el cargo que debe dirigir el disparo de su bando respectivo, tiene la responsabilidad de encargarse de los asuntos de pólvora, precede al Capitán en todos los actos que participe, aunque bien es verdad que al igual que los Embajadores, no participan en l’Avís, debido a la tardía configuración de ese día en nuestras Fiestas; este día de Fiesta muestra diferencias rituales y protocolarias al conjunto de las Fiestas septembrinas. El Cronista también definió el ritual de la Diana de la manera más ajustada a nuestra tradición. Finalmente la Comisión de Fiestas en 1994 decidió nombrar Sargento, exigir la observación de la Rueda de Disparo y reinstaurar la Diana.

El Sargento pues es uno de los cargos relevantes de su bando, viste de forma diferenciada con trajes proporcionados por la Comisión de Fiestas, antecede al Capitán en todos los actos, es el primer cabo en la escuadra de Capitanía de la Diana, teniendo ciertas prerrogativas ese día, como por ejemplo la “arrancá” cuando él lo estima oportuno a lo largo de la interpretación del pasodoble por él elegido, mientras que los demás cabos tiene más restringido este momento; se ocupa de las gestiones con la Guardia Civil referidas a los asuntos de la pólvora, preside y vigila la entrega de la misma a los festeros, cuida de que todo lo referente a la pólvora se realice de acuerdo a la normativa vigente, examina los arcabuces alquilados por la Comisión; precede todos los cortejos en los que figuran los Capitanes y Embajadores, acompaña al Capitán a lo largo de todas las Fiestas, desfila en los cortejos de la Comisión de Fiestas en las Entradas, junto al estandarte de la misma; es miembro nato de la Comisión de Fiestas. A partir de la fecha mencionada como reanudación del cargo ha habido alternativas, algunos estuvieron en el cargo más y otros menos, incluso en el 2012 por vez primera en la localidad dos mujeres ocuparon el cargo.

La relación de Sargentos en Ibi desde la reanudación es la siguiente:

1994 a 1996:

Sargento moro: Joaquín León Sanjuán

Sargento cristiano: Manuel Guillem Martínez

1997 a 1999:

Sargento moro: Joaquín Leon Sanjuán

Sargento cristiano: Vicente González Quintana

2000 a 2003:

Sargento cristiano: Felipe Grau Serra

Sargento moro: Jaime Jover Belmonte

2004 a 2006:

Sargento cristiano: Manuel Pérez Chacón

Sargento moro: Miguel Mira Payá

2007 a 2009:

Sargento cristiano: Salvador Fernández Arroyo

Sargento moro: Miguel Mira Payá

2010 y 2011:

Sargento cristiano: Raúl Martínez Benito

Sargento moro: Rafael Hernández Cuevas

2012:

Sargento cristiano: María José Marín Gil

Sargento moro: Mari Carmen Caro Marín

2013 y 2014:

Sargento cristiano: Manuel Guillem Martínez

Sargento moro: Joaquín León Sanjuán

2015:

Sargento cristiano: Felipe Grau Serra

Sargento moro: Joaquín León Sanjuán

 

La mecánica actual del disparo de Ibi es como sigue: se dispone con los dos Capitanes encarando todo el acto, excepto en el del primer día que salen de lugares distintos y encaran en un lugar preefijado, y los dos Cops cerrando los respectivos bandos El primer día el Bando Moro ataca al Cristiano avanzando sobre él y el Cristiano retrocede hacia el Castillo, el segundo día es al contrario. Los dos Capitanes se disponen en el centro, los festeros en hileras tras de ellos y los Cops en el centro de las hileras de su bando cerrándolo. Las hileras de festeros se disponen en el mismo sentido de la rueda mencionada, sentido ascendente, desde el Capitán al Cop, dividiéndose por mitad los festeros de cada Comparsa a un lado y otro de la calle. El primer disparo lo realiza el festero a la derecha del Capitán respectivo a la orden del Sargento que la recibe a su vez del Alcalde de Fiestas.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies