2017 – Crónica

Crónica Avís 2017

‘’El nombre de Ibi siempre me ha llamado la atención, además de topónimo es una palabra que tiene el doble de vocales que de consonantes, se convierte así en el único caso en España y además es un palíndromo, lo que la hace todavía más rara y palabra de interés para redactores de crucigramas y coleccionistas de palíndromos. 
Su origen topónimo se refiere a una localización urbana próxima a un río, lo que en Ibi se daba por partida doble porque antiguamente Ibi estaba “surcado” por dos ramblas o ríos de aluvión: la rambla de la Gavarnera al este y el riu ‘’Les caixes’’ al oeste del casco histórico’’(Artículo de Carlos Cremades “Origen histórico de la palabra Ibi” publicado en la Revista de Fiestas de 1978 ). Esta circunstancia geográfica marcaría la toponimia de Ibi, pero otros elementos también marcan a nuestra población: Catalinetes, saginosa, roses amb mel, vinet d’anou, ballaors, bandos, enfarinats, Creuaes… Es Ibi y está empezando noviembre.

Le seguimos llamando Creuà, aunque ya no hacen cruces cuando vas a pagar, pero la Abanderada sigue entregando la bandera en este último acto, porque ya ha vivido todos esos momentos especiales, sentimientos y emociones. Da pena que la bandera duerma fuera de casa, pero si durara para siempre perdería su sentido.

Se monta el belén de la Comisión y bajo su mirada se efectúa la ya tradicional recogida de alimentos a favor de Cáritas, que también sirvió para hacer una convivencia en el Casal Fester con las abanderadas y el equipo de la Comisión, este es ya el tercer año consecutivo que la Comisión pone en marcha este proyecto. Se recogieron 2.500 euros que se transformaron en vales para botellas de butano, además de varios kilos de alimentos y tan solo unas semanas después se presenta el DVD de Fiestas, lo que hace estar atentos a todos los coleccionistas.

Llueve, hace frio se suspende el ‘’Mercado de los Reyes Magos’’, se escuchan villancicos por las calles, se decora la pared adyacente al Museo del Juguete con un bonito mural de motivos ibenses.

Bandos, ballaors, tapats, harina, huevos, petardos y una Comisión que está a punto de tomar posesión. En estos días nuestro pueblo es mediático y podemos encontrar a Ibi en todas las televisiones, además, ese día lo más normal es encontrarse ‘’als enfarinats per el carrer’’.

La iluminación es abundante, árboles adornados, aglomeraciones sofocantes en las calles que distorsionan el propio frío de diciembre, olores diferentes, músicas especiales… Asistimos al arsenal decorativo propio de estas fechas, la Navidad. Son unos días en los que percibimos el mundo desde otra óptica. Despreciamos el rencor, entendemos el perdón, nos volvemos más bondadosos y generosos, concedemos importancia a dibujar sonrisas en los rostros de los nuestros, reflexionamos sobre la trascendencia de nuestros actos, incluso alargamos la mirada y recordamos a los más necesitados y desfavorecidos.

La tarde de Nochebuena, Castell Vermell inaugura los belenes del pueblo, felices porque es Navidad, pero tristes porque ya no hay niños por las calles pidiendo ‘’el aguinaldo’’, y no es que sean los niños los que han dejado de hacerlo, han sido los padres, ahora ellos prefieren celebrar fiestas anglosajonas aunque no conozcan su significado, antes que las tradiciones de toda la vida, pero claro, es mucho más sofisticado aquello que lo nuestro. Pero estoy segura, muy muy segura, que a los niños les encantaría salir con sus panderetas o cualquier otro instrumento a cantar villancicos y que les dieran sus recompensas. Los padres, ellos que si pidieron el aguinaldo y se lo pasaban genial, ellos son los que han dejado también de hacerlo.

Posteriormente vendrá Año Nuevo y como colofón, la cabalgata. Los niños se hacen fotos con el Heraldo y esperan a los Reyes Magos, los telegramas ya están colgados, Navidad es en todas partes, pero contamos con una gran ventaja y es que, ‘’en Ibi están els joguets’’.

Dentro del Casal Fester ya hay otro equipo proclamado, que sin duda traerá toda la ilusión y un buen bagaje de proyectos para seguir mejorando nuestra Fiesta. El 28 enero de 2017 tomó posesión la nueva Comisión de Fiestas presidida por Francisco Santonja, el que también será Vicepresidente de la Undef.

En todo este transcurso de tiempo han ocurrido cosas que me ha hecho darme cuenta que me gusta tanto lo moro como lo cristiano.

13 de Mayo, Día del Avis

El día comienza con arcabuzazos al cielo, muchos se levantan antes de la Despertà y otros la Despertà no les despierta, pero terminan levantándose con una locura de sueño. Un año especial para la pólvora, Ibi se convierte en el primer pueblo en disparar aplicando la nueva normativa de disparos, algo muy importante para unas Fiestas que tuvieron su origen precisamente debido a las salvas a su patrón aunque curiosamente ahora son en honor a su patrona. Para unos festeros es su primer año y otros ya son veteranos. El Avis aviva en nosotros sensaciones, unas sensaciones que están de paso y ojalá nos durarán todo el año…

Que la realidad nos hace rodar es algo normal, y por esos algunos llevan un traje oficial distinto al habitual. Que la banda se escuche cerca no quiere decir que la Abanderada haya salido de casa, sino que están a punto de recogerla.

La recepción de abanderadas a los pies del Ayuntamiento siempre en imponente a la vez que emocionante, indescriptible el estado emocional de las personas y esto solo acaba de empezar.

El primer desfile será hacia la Iglesia, donde las abanderadas agarran fuerte sus banderas y los Capitanes saludan mientras son abrazados por olas de aplausos. Estamos en una sociedad secular, y lo religioso atraviesa una situación confusa y ambigua, las personas religiosas son menos, o lo son a su manera, muchas veces ejercen lo religioso como una forma de pensar más que una forma de actuar.

A pesar de ello se sigue dando el hecho religioso en lo festivo y sus prácticas no decaen.

Hay que tener claro que nuestras Fiestas unen dos aspectos: el orden y el desorden, lo racional e irracional, la locura y la cordura.

De un momento a otro pasamos de lo serio a las risas, de lo informal a lo formal, lo que hace que las personas se encuentren confusas y que al final no sea fácil diferenciar donde están. Hay que mantener la mente con una buena dosis de prudencia, para saber cómo actuar en cada momento y ser consciente de si llevas un traje o un disfraz, y sobre todo saber controlar donde estas.

La Fiesta a través de lo religioso nos vincula a la tradición, a la identidad, a las raíces, a lo común, y por otro lado encontramos la convivencia, amistad, la alegría que se vive en el Esmorsaret Fester, y que ya perdurará el resto del día, cuando la única preocupación es si estás al sol o a la sombra significa que algo va muy bien, ya que todos los demás desasosiegos de nuestra vida mundana desaparecen.

Unos pueden alargarlo y estar en él tranquilamente, pero otros se levantan y van a por su armamento, no nos olvidamos que a continuación viene el Concurso de Cabos y a estas horas los que van vestidos de festeros se mezclan con los que ya van arreglados. Alfanjes rasgando el aire, porras moviendo el viento y navajas surcando el cielo.

Jesús Jiménez Tortosa por los Contrabandistas y Ángel García Berbegal por los Beduinos fueron los Cabos vencedores del concurso. Las escuadras ganadoras fueron por el bando cristiano los Maseros y por el moro los Mudéjares. Detrás de ellos otro concurso, el de Bandas de Música, proclamándose ganadora la Agrupació Musica d’Alcoi ‘’L’orquesteta’’ de la Comparsa Contrabandistas.

Durante el Avís he podido encontrar miles de cosas que surgen a partir de esa ilusión, descubriendo momentos de la Fiesta que no sabíamos que existían, algo que se acaba pero que queda en el corazón para toda la vida. La Fiesta, un reflejo de la sociedad, de nuestra actualidad y de nuestro pueblo. Ya que es un caluroso sábado, al menos, refresquémonos con la imaginación.

¿Cuánto dura un momento? No lo tenía muy claro, y cuando estaba muy ocupada viviéndolo todo, vinieron y me tocaron a la espalda y cualquiera en su sano juicio se habría vuelto loco, porque era el momento de desfilar.  Nervios parecidos a los de la Vuelta al Castillo, lágrimas sinceras mientras contemplamos el desfile, porque un razonamiento puede estar equivocado, pero una emoción no, y las Fiestas nos demuestran que llorar no es tan malo. Ver un acontecimiento en directo no quiere decir que sepas lo que pasa. Las Abanderadas, los Capitanes y los Festeros, mientras desfilaban nos mostraban una feliz colección de sensaciones.

Si estuviésemos destinados a permanecer en algún lugar tendríamos raíces en lugar de pies, pero después de un día frenético los pies desfilan lentamente y tambaleando en el último acto del día, la procesión. Para así poder llevar de vuelta a su lugar de origen a ‘’La Xicoteta’’.

¿En qué instante olvidaste que las agujas del reloj corrían demasiado deprisa? Paralizada, me quedé fijamente mirando el reloj de la torre de la iglesia, incrédula pensaba que cuando las había mirado eran las nueve y ahora también eran las nueve, pero de la noche. Volviendo a la realidad me inventaba minutos para que el día no terminase, intentaba retener a todo aquel que franqueaba junto a mí, les hablaba o distraía con cualquier tontería, no quería que se fuesen, pero eran demasiadas personas para aferrar y aunque yo no quisiera, cada uno acabó marchándose junto a su banda de música.

Y como el mundo no vuelve a ser el mismo cuando le agregamos un buen poema, decidí mirar al cielo, cerrar los ojos y guardar dentro de mi ese día, ese gran día, el día del Avís.

Eva Galera Verdú

Cronista Oficial de Fiestas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies