2014 Crónica Avís

Desde el último día de nuestras fiestas mayores hasta “l’Avís” trascurre más de medio año, un período de tiempo en el que la Fiesta se vive en el interior de cada uno, esperando que vuelvan a acontecer esos días de Fiesta compartida. Lo primero que nos encontramos al pasar las Fiestas mayores son ‘’las Creuas’’, donde la abanderada pasa formalmente el testigo a su sucesora, ya que la Vuelta al Castillo es un traspaso simbólico más que real. Para amenizar la espera de fiestas durante el invierno, muchas comparsas se reúnen para celebrar convivencias o celebraciones con alguna temática.

Los viernes en radio Ibi, se recupera ‘’La Trabucà’’, donde las comparsas compiten entre ellas con preguntas sobre fiestas por un valioso premio de mil euros.

Entre unas cosas y otras se va acercando el día del “Avís”, pero antes asistimos a los actos previos a este día. La Presentación de cargos se celebró el 3 de mayo en la Casa de la Cultura, acto en el cual se presenta a todas las personas con un cargo importante para la Fiesta. Fue la primera aparición en un acto festero del nuevo Alcalde: Rafael Serralta. Un merecido título de Festero de honor fue concedido a Enrique Montesinos Gozalbo, el primero nombrado tras aprobar el nuevo Reglamento de Honores y Distinciones de la Fiesta. Tras el descanso de este acto, la Banda de música de Ibi hizo homenaje a Fernando Sanjuán, músico fallecido y conocido en la banda como ‘’Forner’’, a continuación comenzó el habitual concierto de música. Los cargos quedaron presentados y tan solo les faltaba esperar al día del Avís.

El 8 de mayo se celebró el XXXVI Concurso Fotográfico de Moros y Cristianos, exposición inaugurada por primera vez en el Museo de la Fiesta y no en la ermita de San Vicente como se venía haciendo habitualmente. Aunque suene paradójico el museo está más en el centro, pero no del pueblo, sino en el centro de la Fiesta, en concreto entre el Casal Fester y la Iglesia.

El día previo al Avís se celebra el Traslado de la imagen de Nuestra Patrona, que éste año estrenaba un bonito manto de color azul cielo. Las comparsas de capitanía, siendo éste año Guerreros y Beduinos fueron las encargadas de trasladar a la “xicoteta” desde el Asilo San Joaquín hasta la Parroquia de la Trasfiguración del Señor, acompañados por festeros, por la Unión Musical de Ibi y por los cargos. Gracias al buen tiempo mucha gente se animó a observar este acto, aunque evidentemente hubiese lucido aún más por otro trayecto y no por las estrechas calles donde todo se confunde.

Una vez realizados todos estos calentamientos llegó el esperado día…

El día del Avís, que se celebró el sábado 10 de Mayo, cargos y festeros salen a las calles para avisar que falta poco para las fiestas, tan poco como cuatro meses, que como dicen en Ibi: ‘’Pasen volan’’.

Muchas cosas invisibles son las que invaden el día del Avis, la tensión, la curiosidad, la felicidad, la alegría, la ilusión, las ganas, la emoción. Pero la felicidad empieza a hacerse visible cuando se van observando las sonrisas en los festeros y en los cargos, son deseos que nacen con nosotros y se cumplen. El Avís es un reflejo de nuestras Fiestas mayores, es como nuestras fiestas resumidas en un día, hay tiros: la ‘’despertà’’ por la comparsa Almogávares, se celebra la eucaristía, la entrada, la procesión…

Todo junto en un día que hace que sea intenso, pero no se trata de aprovechar el tiempo, sino de disfrutar cada momento. Finalmente ninguna nube se cruzó con el sol y éste brilló sin que nada le molestara.

Tras la concentración de cargos festeros en el Ayuntamiento, donde todo el mundo se encuentra expectante por ver por primera vez a los cargos y sus atuendos, se trasladan a misa, donde como siempre, escasean los festeros. Tras el acto religioso, festeros y cargos se desplazaron hasta la Glorieta de España, lugar en el que se celebra el tradicional ‘’Esmorzaret fester’’, donde se respira un buen ambiente, al estar todos los festeros juntos en tan pocos metros. ¿Dónde se puede estar más a gusto que en un lugar en el que todos comparten lo mismo?

Cuando nada es seguro todo es posible. El nuestro y muy nuestro Concurso de cabos sufrió una modificación, así que podía ocurrir cualquier cosa, nadie sabía cómo saldría, por el pequeño detalle de que nadie puede ver el futuro. Por primera vez después de cincuenta y dos ediciones, cada escuadra desfiló con su banda detrás, modificación que tuvo una muy buena acogida, ya que sin la banda la escuadra se encuentra incompleta. Se temía que el tiempo se prolongara, pero como dice mi metáfora preferida de la Embajada…‘’con las armas, el camino hasta aquí se ha abierto ya’’, los cabos y las escuadras se abrieron paso y fueron los primeros en desfilar por un recorrido adornado por primera vez gracias a la colaboración y la financiación de nuestro Ayuntamiento, con un éxito impresionante y la aprobación entusiasta de todo el pueblo de Ibi. Finalmente todo salió bien y el cambio del concurso fue un éxito, todas las escuadras desfilaron con la misma pieza de música; los cambios se tienen que ir dando paulatinamente y seguramente el próximo año habrá más variación musical.

Los cabos ganadores fueron: por el bando cristiano, la comparsa Templarios con Fernando Linares Lillo y por el bando moro la comparsa Mudéjares con Enrique Montesinos Parra. La escuadra ganadora por el bando moro fue para la comparsa Almorávides y por el cristiano para los Guerreros.

Pero como todos los años se escuchó la palabra ‘’tongo’’,  tal vez por ser un concurso en el que la gente no tiene claro lo que se valora, ni el criterio o método de puntuación a seguir por el jurado. Cosa que se solucionaría muy fácilmente con unas bases, el concurso, por el hecho de serlo debe tenerlas, pero me consta que están en marcha.

Ya por la tarde, bajo un calor soportable para unos e insoportable para otros, los festeros de ambos bandos participaron en el esperado desfile. Donde las Abanderadas y Capitanes fueron aclamados por el público, todos desfilaron por un recorrido decorado con motivos de Nuestra Patrona, los colores bermellones y verdosos hacían un contraste muy satisfactorio para la vista e hizo que todos los actos lucieran mucho más.

Una vez finalizado el desfile dio comienzo la Procesión de Traslado, el último acto de este intenso día, donde se arropa a la Virgen de los Desamparados de regreso a la residencia San Joaquín. El día finalizó en la Plaza de la Iglesia, bajo el reloj de una de las torres las comparsas se despiden, algunos entre lágrimas, otros entre aplausos… Cada uno se traslada a su respectivo zoco a cenar, acababan los actos, pero es hora de que cada cual disfrute en su pequeña familia festera.

Un Avís lleno de novedades muy bien acogidas y que espero que sirva de pretexto para los próximos. Pero lo que verdaderamente importó de este día es que será inolvidable.

 

Lo que se dice es muy bonito, pero solo son palabras, lo importante es estar ahí y vivirlo.

Eva Galera Verdú

Cronista Oficial de Fiestas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR