Crónicas

Eva Galera Verdú es la Cronista Oficial de nuestras Fiestas de Moros y Cristianos, desde que nació es festera en la comparsa Beduinos, fue nombrada Cronista a finales de 2013 por José María Ramírez Mellado, convirtiéndose así en la primera mujer Cronista de nuestra localidad, estudiante de Filosofía y apasionada por los Moros y Cristianos, se encuentra activa en varios cargos de la Comisión de fiestas, como Vocal de la Revista de Fiestas, Mantenedora de la página web o colaboradora en el programa de radio ‘’De festa tot l’any’’ con la sección ¿Sabías que…? donde nos cuenta datos impactantes o anécdotas sobre nuestras fiestas.

Además, fue Abanderada en el año 2014, ostentando así la capitanía Beduina y el 50 aniversario de la comparsa junto a Manuel Canales, capitán de ese mismo año. Dentro de la comparsa ha tenido cargos como el de secretaría. También la hemos podido ver en el jurado de sainetes o haciendo visitas guiadas en el ‘’Museu de la Festa’’. En el 2016 presentó junto a Ricardo Mora la Exaltación Festera, con un formato totalmente novedoso y rompedor.

En la próxima Comisión de Francisco Santonja toma cargos de rigurosa importancia, así pues, será Vicepresidenta primera y Secretaría General, es decir, dependerá de ella la secretaría y toda la parte de Cultura, además podremos seguir disfrutando de sus crónicas, ya que continua como Cronista Oficial. Se convierte así en la primera mujer en ocupar los cargos de Vicepresita y Secretaría General.

Cronistas anteriores:

La Revista de Fiestas se crea en 1888, pero no es una revista como tal, más bien un folleto informativo pero que ya daba información sobre la fiesta.

Después de la Guerra Civil empiezan a introducirse textos explicativos en las Revistas de Fiestas de nuestro pueblo, pero muy lejos de una crónica. En muchos casos la parte informativa se circunscribía a la presentación del Alcalde.

En las Revistas de Fiestas de finales de los cuarenta y principios de los cincuenta, los párrocos: José Giner Bartolí y José María Serra Carsí eran  quizá los únicos que relataron o describieron algo alusivo a las Fiestas de Moros y Cristianos.

Herminio Calatayud, secretario del Ayuntamiento, hizo alguna aportación en Revistas de Fiesta dando información sobre los Moros y Cristianos.

Cuando en 1940 la revista de Fiestas se consolida como tal, en 1954, Antonio Anguiz Pajarón inicia la denominada sección literaria y empieza a hacer pequeños relatos que pueden considerarse como crónicas. En la década de los sesenta, Antonio Anguiz Pajarón, ya como Cronista oficial de la Villa, empieza a escribir más sobre temas generales de la Villa y empiezan a aparecer las Crónicas festeras.

En 1968 el secretario de la Comisión Francisco Martín Ibáñez también escribe un artículo muy parecida a la crónica.

En 1969 y 1970 toda la información relativa a Fiestas o Avís figura firmada por la Comisión, probablemente el mismo secretario mencionado era el autor. En 1971, Antonio Anguiz Pajarón, Cronista de la Villa, hace crónicas que abarcan actividades locales o aspectos históricos generales de la Fiesta, aunque en 1972, junto a una descripción del universo festero, de todas las poblaciones que hacen Moros y Cristianos en España, incluye unas páginas de datos de participación por comparsa y sus órdenes de desfile. Esta y la otra crónica que tituló: Alerta nuestras fiestas mayores peligran, quizá sean las más conocidas o celebradas del desaparecido cronista.

En los años 1972 y 1973 es José Nicolás Martínez Valls quien realiza la memoria de actividades, firmando como Cronista de la Villa, y en este último año un tal S.Miró hace una crónica en verso de lo que habían sido la Fiestas de 1972. Pero el cronista que los festeros de mediana edad recuerdan sin lugar a dudas es José María Ramírez Mellado, que se inicia en este cargo en el año 1974 con tan solo 21 años, será el cronista oficial de Ibi hasta el año 2004, este  mismo año la Crónica será responsabilidad de José Vicente Verdú Gisbert, permaneciendo en el cargo hasta el año 2012.

La crónica del año 2013 será responsabilidad de Raúl Perales Giraldo, el embajador moro, pero se compromete con la crónica tan solo un año hasta que la Comisión pudiera encontrar a una persona que quisiera desempeñar el cargo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies