Beduinos

El 22 de septiembre de 1963 es considerado por los “Beduinos” como la fecha de su fundación, tras una reunión Directiva del Rayo Ibense. Eligiéndose allí su Presidente: D. José Rubio Martínez.

El traje fue diseñado en la vecina localidad de Petrel. Su Primer acto la “Creuà” del 27 de octubre siguiente, bendiciéndose su Bandera el 10 de mayo de 1964, teniendo como Madrina a su Primera Abanderada: Dª. María Consuelo Valero Cortés. Tres años después, llevaron a cabo su Primera Capitanía, cargo que recayó en D. Felicísimo Morón Sánchez. Comparsa de vasta tradición en excelentes cabos, cuenta entre sus filas tres Escarapelas de Plata.

Puedes consultar la historia completa de la Comparsa en la pestaña ”Historia”, donde al final del todo podrás encontrar un cuadro con todos los cargos de la comparsa, también puedes consultar a los Cops, y ganadores de Escarapelas.

Hace ya algunos años, concretamente en 1989, la comparsa Beduinos celebraba su veinticinco aniversario. Ese año, me pidieron que escribiese unas notas que intentaran desvelar la procedencia de su nombre, las cuales fueron publicadas en la revista de fiestas de ese año. En aquel artículo escribía que con el nombre “Beduino”, no nos referimos a una etnia explícita, sino a algo universalista que ha impregnado los cimientos del mundo civilizado.

El nombre se deriva de “Badu”, acepción que designa a los habitantes de las estepas, pastores trashumantes en su mayoría, los cuales suelen vivir en jaimas y son descendientes del patriarca Abraham y su primogénito Ismail.

Amantes de la libertad, tienen como principal nexo su lengua, no sólo la hablada sino también la escrita. La poesía es vínculo entre ellos, y la obra de los poetas del desierto es monumento nacional, siendo su más antigua conocida los poemas beduinos de Mual-Laquat.

En Ocaz, ciudad pequeña, cercada de palmeras, a tres jornadas de la Meca, había anualmente una gran feria o mercado, donde venía a reunirse el pueblo de todas las partes de la península… …Los poetas, que casi siempre eran guerreros también, entraban allí en pacíficos certámenes y recitaban sus versos, en los que celebraban sus propias hazañas, la gloria de sus antepasados o la preeminencia de su tribu. Cuando uno de ellos obtenía un alto grado de aprobación de los oyentes, su composición poética, escrita sobre seda con letras de oro, era suspendida en los muros de la Caaba. Siete de estos cantares premiados, los famosos Muallakat, se conservan aún.

En tales composiciones existen descripciones de los beduinos llenas de belleza:

El beduino, cuyos ojos se han hecho más perspicaces con la contemplación de la naturaleza, ve todo cuanto le circunda bajo mil diversos puntos de vista, y sabe dar novedad aún a los objetos con más frecuencia descritos. El desierto, así en la temerosa oscuridad de la noche, como durante el encendido resplandor del medio, cuando los rayos de sol pintan a las leves exhalaciones de la tierra mágicas imágenes, ofrece al poeta a cada momento diversos cuadros.

Antes del nacimiento de Mahoma viven en tribus, originariamente en el Nayed arábigo, son idólatras y están dirigidos por un imán. Mahoma los aglutina, les da una religión y una estructura jerárquica que los faculta para salir de la península arábiga, esparcirse en primer lugar por África y después saltar hacia una buena parte del mundo conocido. Jamás perderían sus referentes culturales beduinos los califas, aunque a partir del califato de Bagdad, bien es verdad, se relajan notablemente.

Los bereberes, aliados en principio, sometidos a los árabes, que participaron y colaboraron en la conquista de nuestra península, después son constante fuente de tensiones contra los árabes, cuya mayor cultura, versatilidad y tolerancia, los llevan, con el tiempo, a una evolución hacia fórmulas menos rígidas y costumbres relativamente más disipadas, como es bien patente en Sarq Al-Andalus, nuestra tierra, la cual raramente estuvo unificada y en paz.

Pero vayamos a lo que nos ocupa, los Beduinos de Ibi, destinatarios y usuarios de tan egregio nombre, caracterizados por ser una de las comparsas que más premios ha acumulado en nuestras fiestas mayores, por su rigor, por su asistencia, por su concepción de la Fiesta y también, especialmente, por sus excelentes cabos de escuadra, no en vano tienen en sus filas, o en su historia, tres componentes que consiguieron la Escarapela de plata: Manuel Monllor, Rafael Navarro y Felipe Marco.

La idea de la comparsa toma carta de presencia en 1963, en una de las reuniones de la Directiva del Club de fútbol Rayo Ibense que se celebra en el Casino Primitivo. La tertulia posterior habría de poner la semilla que la haría germinar.

Se puede afirmar que la fecha de su fundación es la del 22 de septiembre, puesto que ese día mantienen una reunión y eligen a su primer presidente: José Rubio Martínez.

Se inician contactos con la comisión de fiestas, son informados a su vez de que los criterios vigentes en aquella fecha eran que para fundar una comparsa en un bando, debía instarse o promoverse otra en el bando contrario, a fin de no romper el equilibrio y el emparejamiento. Como es bien sabido, hoy los criterios y la normativa van por otro camino, lo que ha motivado no pocas disensiones hace escasamente un par de años. De cualquier modo, tal exigencia habilitaría el hermanamiento con la Comparsa Almogávares, nacida en las mismas fechas y compañera de viaje en tantas cosas.

No conservan, al menos que yo sepa, los Beduinos, el nombre del autor del boceto de su traje, saben que era de Petrel y que, los Beduinos de Petrel tienen exactamente el mismo atuendo que aquel inicial en los de Ibi.

En un artículo aparecido en la revista de fiestas de 1981, esta comparsa hablaba de sus averiguaciones en materia del atuendo característico beduino, allí nos indicaban que el traje nacional consta de un “abba” o manto de pelo de camello (ordinariamente negro con anchas estrías blancas), y de una estrecha túnica de seda o algodón ceñido mediante un cinturón de cuero del que pende un puñal. Envuelven su cabeza con un pañuelo de vistosos colores, dejando caer sobre sus espaldas dos puntas extremas. Sujetan este turbante por medio de una trenza de pelo de camello para que se mantenga fijo en la cabeza.

Aquel primer traje de la comparsa, diseñado pues, en Petrel, sería en la fecha, el más lujoso y completo del bando moro. Estaba formado por camisa larga de color rojo y pantalón bombacho verde, faja y bonete azul, o bien, en la Entrada o acto de gala, el típico tocado con el pañuelo suelto blanco, con bordado de hilo dorado, para la cabeza y que queda relativamente descrito en el traje original. Una posterior reforma, vendría obligada por la carencia de tela de la capa, incluyendo una de terciopelo verde con hilo igualmente dorado, un cambio del color del pantalón, ahora en verde, medias mangas desbocadas que dejan pasar los brazos, los zapatos con punta levantada. El tocado dejaría de ser un pañuelo suelto, para convertirse en un tocado compacto.

Así pues, el recuerdo intangible de la Junta Directiva del rayo Ibense, de la que salieron los fundadores permanece entre ellos, y también el del Estadio Climent, lugar donde se celebró la primera “Creuá”, el día 27 de octubre de 1963.

El 10 de mayo de 1964 era bendecida su bandera, la primera portadora sería María Consuelo Valero Cortés, primera Abanderada, actuando de padrinos Joaquín Valero Santonja y Consuelo Cortés Navarro, sus padres; consumando el acto Federico García Moreno, cura párroco entonces. A esta ceremonia sólo puedo asistir un traje, primero y único que también desfilaría en l’Avís, puesto que el resto de componentes, al no dar tiempo a que se les fuesen confeccionados, tuvieron que conformarse con alquilar uno distinto. Aquel primer portador del traje fue Antonio Bailén Peña.

Así pues, aunque podamos considerar ésta mencionada, como primera aparición de los Beduinos, lo cierto es que hasta las fiestas de septiembre no lo hacen, cada cual con su propio traje, siendo en realidad el acto de presentación oficial, el de la Entrada del 11 de septiembre y haciéndolo con tres escuadras.

El editorial de la revista de fiestas saludaba así la creación de las dos comparsas: Nos congratulamos en anunciar la creación, este año, de dos nuevas comparsas, Beduinos y Almogávares, siendo ello el fruto de los trabajos realizados en pro de la Fiesta, dándose una pincelada más a este cuadro armonioso de creaciones y realizaciones en los que afanosamente trabajamos, toda vez que se ha logrado un ostensible aumento de nuestro censo festero, que ha pasado de 150 miembros en 1960 al de 700, aproximadamente, que existen el la actualidad.

En esa misma revista, también aparecen representados los bocetos de las dos comparsas, a cuyos pies incluyen un texto. El correspondiente a los Beduinos rezaba así:

Fuertes, resistentes, sobrios, los Beduinos, los Halcones del Desierto eran los hombres indicados para iniciar una “razzia” por tierras de España. Tarik, Gobernador del norte de África, los trajo con él. Lucharon en Guadalete, se cansaron de la disciplina y se vendieron siempre al mejor postor. Esta zona montañosa, con sus luchas incansables de guerrillas, era buena para ellos. Aquí llegaron y aquí lucharon por todos y contra todos ¡Ojo con ellos, no fiarse! A nuestras fiestas han llegado y serán siempre los mismos.

Como parece evidenciarse, mucho me temo que el autor de estas líneas, de acuerdo con lo visto a lo largo de este libro, está confundiendo beduinos con bereberes. En fin, de cualquier modo, el espíritu épico, casi de novela de aventuras que hemos visto tan a menudo en escritos de décadas anteriores, aún se respira en éste.

El primer presidente permanecería en el cargo un sólo año, el día 7 de octubre posterior a estas primeras fiestas daba el testigo a Felicísimo Morón Sánchez, aprovechando la segunda “creuá”, siendo la segunda abanderada Luisa Gisbert Mira.

Después de una pequeña restauración, el primer local de la comparsa en la calle San Blas, 38, fue inaugurado el 25 de abril de 1965, y ese mismo año, Manuel Monllor conseguía la primera de las muchas escarapelas que habrían de obtener los cabos beduinos.

El Delegado, José Montesinos Safont, pasa a ser el primer asesor jurídico de aquella gloriosa comisión de fiestas, tantas veces referida, la cual fue presidida por Rafael Pascual.

Felicísimo Morón repetiría en el cargo de presidente por segundo año consecutivo, colofonando su dedicación con la Vuelta al Castillo, cuando finalizaban las fiestas de 1966 y convirtiéndose de ese modo, en el primer Capitán, acompañándole su esposa María Valero Sanjuán.

Aparecería en la Entrada del siguiente año, sobre una carroza con la media luna de su icono, el pájaro convertido en un gran cisne negro y acompañado por varios familiares.

Un escuadra de esta comparsa, dirigida por Manuel Monllor Bernabeu, ocupaba la portada de la revista de fiestas de 1966. Dice un tal Vilaplana, en una artículo publicado en la de 1967: “Y en el día de hoy, al armonía y el buen humor es lo que impera en esta comparsa, acompañada, como es natural, del buen Coto de Cau Y Guiñot”.

En la Asamblea de todos los festeros, celebrada el 8 de mayo de 1970 en el Cine Río, ya asisten 48 beduinos, la comparsa se había consolidado y miraba hacia las estrellas.

La estadística que presenta la participación en la Entrada de 1971, es la siguiente:

Escuadra especial de chicas: 12 mujeres
Escuadra especial de hombres: 12 hombres
Unión Musical de Ibi
Escuadra típica: 10 hombres
Escuadra típica: 10 hombres
Banda Campo de Mirra
Carroza Abanderada y peques: 1 hombre, 1 mujer, 8 niños

Un total de 39 hombres, 13 mujeres, 8 niños, 1 carroza y 2 bandas. Émulo de sus mayores, José Claudio Gisbert gana el concurso infantil de cabos que, en aquellas fechas, también se celebraba en l’Avís.

Se celebra el I Congreso de Moros y Cristianos durante el año 1974 en la vecina localidad de Villena, en la exposición de fotografía y trajes que se inauguraba el 30 de agosto, se exponen un traje guerrero y otro beduino.

Alcanzan la cifra de 63 miembros tras dieciocho nuevas incorporaciones, cuando cumplen los diez años, acontecimiento que celebran con un almuerzo junto a la comparsa hermana, los Almogávares. Ya se propone el cambio de atuendo o al menos la renovación parcial del que tienen.

Ese año se establecen los premios de la Comisión de Fiestas que valoran los distintos aspectos de la anterior edición, una faceta que aún persiste y se considera notablemente, entre tales premios destacaba y lo sigue haciendo, el primero a la comparsa que más se distinguiese en su uniformidad, formación y ajuste a los horarios oficiales, estaba dotado, entonces, con 5000 pesetas y un banderín, todo ofrecido por la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Alcoy. Pues bien, la primera comparsa en obtenerlo fue precisamente los Beduinos.

Durante el siguiente año, fallece el primer Presidente y Capitán, Felicísimo Morón Sánchez, a lo largo del mes de junio. Los Beduinos ofrecerían una Misa en el Colegio Salesiano como primer acto de su siguiente “Creuá”.

Manuel Monllor Bernabeu obtenía su Escarapela de plata en el año 1976, había sido el ganador de cinco escarapelas no consecutivas, promoviéndose con ello, un sencillo homenaje en la Exaltación festera, en la que, incluso, haría una exhibición.

Se publican los estatutos de la nueva asociación independiente cuya vigencia arrancaba a partir del 18 de agosto de 1976. Daniel Llinares Miró sería ponente. La sede social que figura en el libro correspondiente es Plaza San Vicente, s/nº.

En el año 1980, Rafael Navarro Torres consigue, también, la Escarapela de plata, entregándosele el galardón, igualmente, en el acto de la Exaltación festera.

Después de la multitudinaria Ofrenda de Flores celebrada el viernes, segundo día de las fiestas extraordinarias del año 1981 que, como recordaremos, tuvieron un día más con motivo de la conmemoración del 250 Aniversario de la Llegada de la Virgen y 50 de su Coronación Canónica, los Beduinos trasladan la Mare de Deu xicoteta, desde el Altar que había sido habilitado al efecto frente el Ayuntamiento, hasta el Asilo San Joaquín, lugar donde ya permanecería la talla.

Pero regresemos al año anterior, 1979. Aparece una escuadra con un nuevo traje, está compuesto por una túnica blanca terminada en mangas anchas y desbocadas, listado de arriba a abajo y con toques de verde y amarillo, faja ancha e igualmente listada en verde y zapatos de este color. Siguen con el mismo tocado característico. Se pretendía hacer una presentación, como traje especial, pero con la intención de mostrarlo, para, en el caso de gustar, ser adoptado como traje oficial.

No cuajaría este traje que había sido iniciativa de un sector de la comparsa y que, además, vendría a constituir un motivo de conflicto. En 1983 aparece otro traje, el que lucen actualmente y que viene aquí como oficial, con el único cambio del calzado, fue estrenado el 16 de septiembre, día de la Entrada. Está compuesto por una túnica verde larga, listada de rallas negras y desbocada hasta el antebrazo, capa negra formada del mismo verde; bolsa, zapatos en punta y faja estrecha, todo de cuero, con el escudo de la comparsa, la cabeza con el tocado ya clásico. Una sola escuadra haría la presentación, única entonces que quedaba en la comparsa. tan sólo recibirían el soporte de otra formada por componentes Tuareg, al no tener mujeres en sus filas, esta misma escuadra participaría en la Ofrenda de Flores al completo.

Tal renovación provocaría una tremenda crisis en el seno de la comparsa, que se fracturó en dos grupos opuestos, crisis que traería una serie de reuniones a lo largo del año y que concluiría, no sin ciertas repercusiones, tras la celebración de una Asamblea Extraordinaria de la Comisión de Fiestas con este tema.

Decía la crónica del año: Otro acontecimiento relevante que a la vez se convertiría en conflictivo y polémico fue el cambio de traje de la Comparsa Beduinos, el cual había arrastrado una serie de cambios o adaptaciones desde la Comisión de Fiestas, con el propósito de acomodarlo al máximo al traje real de esta tribu; los colores dominantes serían el verde y el negro, con el turbante ya clásico de esta comparsa. Tan sólo habría una escuadra representándolo.

Ya sé que eso de “tribu” es anacrónico y no dice mucho en mi favor, pero bueno, entonces lo escribí así ¿Qué voy a hacer?

En los años 1984 y 1986 vuelven a obtener el primer premio de la Caja de Ahorros de Alicante y Murcia, a la mejor comparsa del bando.

En el año 1989 se celebra el 25 Aniversario de la comparsa, incluyéndose un artículo en el apartado “Raíces festeras” de la revista de fiestas, con los nombres y apellidos de los protagonistas de estos años, Felicísimo Morón, hijo de aquel primer presidente de la comparsa, escribe unas líneas en el interior de las páginas del boletín editado por la comparsa hermana, lo Almogávares, concluyéndolo con estas palabras:

“Les deseo a ambas comparsas un gran porvenir, que sus componentes amen de verdad la Fiesta, que el ser “Fester” es “ser” protagonista principal de nuestras Fiestas de Moros y Cristianos, que lleven con orgullo esa Bandera que representa a su comparsa y eduquen a los jóvenes en el sentido real de las Fiestas y en honor a quien las hacemos Nuestra Señora de los Desamparados”.

Durante esos años, Pascual Moltó Sánchez, desempeñaba el cargo de Alcalde de Fiestas.

En la Entrada de ese año de onomástica, desfilaría una escuadra con el traje originario y tras la escuadra especial de veteranos, tocarían las tres bandas alcoyanas al unísono, las cuales, esa mañana, en la primera Entrada cristiana matutina celebrada en Ibi, habrían actuado tras el Capitán de los Contrabandistas, José María Cantos Charcos.

En 1990, Felipe Marco Martínez, el que también fuese Capitán de los Beduinos, hombre de Fiesta hasta el tuétano, recibía su Escarapela de plata en el acto de la Exaltación festera, como siempre se hizo, no como se venía haciendo en los últimos años, dije yo entonces: testificaba su jerarquía nobiliaria entre los cabos de escuadra de los localidad. Los Beduinos en 1992 vuelven a ser la mejor comparsa del bando.

En 1993, ostentan la última Capitanía que habrían de preparar en el siglo, la asume Luis Vicent Molina, un hombre que, curiosamente, fue miembro de la comparsa que en esa fecha le sirve de oponente, hermanos en realidad como he repetido varias veces, en destinos e ilusiones, los Almogávares.

Ese año, la Entrada mora comenzaría con cierto retraso, tras momentos de nervios y angustia, provocados por la tardanza en comparecer nada menos que tres bandas de las que debían tocar en la comparsa, una verdadera prueba de fuego para los más templados. Finalmente todo se solucionó y el Capitán hizo su aparición precedido por un grupo de sirvientes con incensarios.

Luis Vicent diría en el periódico Ciudad: “El verdadero valor de ser Capitán está en lo que se ha trabajado por el cargo durante el año”. Coincidiendo con todas estas felices jornadas, se vivió la otra cara de la moneda, el fallecimiento de José Rubio Martínez a los 72 años de edad, había sido el primer presidente.

Un año más tarde, la ya demasiado usual ausencia de Abanderada tras las capitanías, por aquello de que ahora son los últimos del bando, confirió un especial protagonismo al “Cop”, Felipe Marco que, en una carroza, acompañado por su hijo y con una batería de arcabuces de disparo, llevó la Bandera, ubicuo festero siempre dispuesto a colaborar y a trabajar en los Moros y Cristianos, el cual en estos últimos años ejerce el cargo de Teniente Alcalde de Fiestas.

El año de 1997 tiene unos específicos nombres propios, los de Marí Carmen Bernabeu y Eva María Rico Ferre, las primeras mujeres en integrarse con pleno derecho, ello motivaría la presentación en la Comisión de Fiestas de un traje para ellas, fue aprobado por tal organismo en la Junta de gobierno del 21 de febrero de 1997, desfilando ya en la Entrada ese año.

La Entrada presentaría los siguientes números: 3 escuadras femeninas con 37 mujeres, 5 masculinas con 60 hombres, 49 personas en el boato, un total de 146 con cinco bandas.

En el siguiente año, fallece un hombre que fue un verdadero artista de la calle, Rafael Navarro Torres, maestro de Fiesta, había estado colaborando en la Comisión de Fiestas casi dos décadas, su bonete como miembro del Jurado del Concurso de Cabos, estuvo esa edición sobre la mesa, como homenaje al compañero desaparecido, le dediqué unas líneas en un “In Memoriam” aparecido en la revista de fiestas:

Cuando yo, sin percatarme de ello, queriendo ser cabo de escuadra, buscando un estilo, una personalidad, apareciste tú, con esos pinceles de luz y aire, pintando en el lienzo de los sentidos el vuelo sutil de las golondrinas.

Por esas cosas de la vida, junto a la página mencionada, escribí otra dedicada al hermano de un buen amigo mío, José Miguel Amorós, el Capitán de los Beduinos Antonio Amorós Pérez:
La vida es una sinfonía de sentimientos cruzados, un bosque donde el frescor del agua acaricia cada milímetro de la piel.

Después añadí unas palabras que no eran mías, eran una cita de otro festero de gran calibre, Adrián Espí Valdés, que así definía o adjetivaba a este tipo de personas: “festers de llansa eterna”.

En 1998 vuelve a obtener el premio a la mejor de su bando. En estos últimos años, tiene la sede establecida en la calle José Nomdedeu, 7. Lugar donde continúan “la armonía y el buen humor”, al decir del vehemente cronista.

Tras aquellos años difíciles que, no sabemos si afortunada o desafortunadamente, han de pasarse para que algo verdaderamente se consolide, aquella generación que sostuvo la comparsa, cuando el cisma les llevó a una ínfima cantidad de asociados, hoy ven cómo, su comparsa, nuevamente despega, se mide en ilusión con las mejores y, ejemplares en su participación en los actos, estimulantes cuando se trata del disparo, al igual que su comparsa hermana, sólo les resta abordar el siglo que viene enamorados de esta Fiesta en la que, cada año, vierten rigor, amor y fantasía.

En 2014 los Beduinos celebran su 50 Aniversario, justamente coincide con la Capitanía, por lo tanto fue un año muy especial para ellos donde se daban dos acontecimientos muy importantes. Para conmemorar el 50 aniversario se hicieron varios actos durante todo el año del 2014. El 5 de Julio de 2014 se celebraron una serie de actos con motivo del 50 aniversario. A las 17:00 horas dio lugar en la iglesia Transfiguración del Señor una misa en honor a los beduinos difuntos, también se bendijo la nueva bandera, donación de un componente de la comparsa (Cachelo hijo). A las 19:00 se celebró en el Centro Cultural de la Villa el acto institucional, algunos componentes prefirieron llamarla ”Exaltación Beduina”, donde se proyectaron una seria de fotografías mientras se contaba la historia de la comparsa, desde cómo fue fundada hasta la actualidad, haciendo un recorrido por los cuatro rajes oficiales. A continuación se reconoció con un obsequio personalizado a todo aquel que ha desempeñado algún cargo en la comparsa: Fundadores, Cops, Escarapelas, Abanderadas y Capitanes. El Capitán y la Abanderada de ese año, Manuel Canales Taravilla y Eva Galera Verdú, mostraron la nueva bandera al público. Y para finalizar se celebró un vino de honor en los jardines. Un acto muy íntimo, sencillo y organizado por algunos componentes de la comparsa.

La entrada del año 2014 fue de una gran magnitud. Fue introducida por el Boato del Capitán, Manuel Canales, a continuación desfilaron todas las abanderas y Capitanes de los 50 años, también se representaron todos los trajes oficiales de los Beduinos, desfilando una escuadra con cada traje, y para concluir el boato de la Abanderada de ese año, Eva Galera, también cronista oficial de nuestras fiestas. Unos meses más tarde, la comparsa fue premiada como la mejor comparsa del bando moro en todos los actos de las fiestas del 2014.

En este año tan especial también se hizo un CD con recopilación de fotografías de los 50 años, este CD fue repartido a todos los componentes de la comparsa, fundadores, abanderadas, comisión de fiestas…

2016, las chicas oficiales añaden al traje oficial una capa negra, dotando así al traje de una mayor uniformidad y una concordancia con el traje de hombre. Además, se cambia el pañuelo de la cabeza, deja de ser un velo blanco y naranja, a partir de ahora solo será de color naranja y lo llevarán con la forma tradicional beduina.

El 2016 también es un gran año en la comparsa, ya que se alquila el zoco para un número determinado de años, teniendo así la comparsa unas mejores instalaciones.

Estatutos Comparsa Beduinos

GANADORES CONCURSO DE CABOS:

FERNANDO GARCÍA RODENAS:   1999

JUAN FRANCISCO RICO PÉRÉZ:   2006

COPS:    

1977 y 1982: JOSE BORONAT COLOMA

1988 y 1994: FELIPE MARCO MARTINEZ

2001: FRANCISCO BERNABEU GARCÍA ”JR”

2008: PEDRO RAFAEL HERNÁNDEZ CUEVAS

2015: JESÚS MIRA VALLS, RAFAEL GARCÍA BAUTISTA, JAVIER RODRÍGUEZ VALLS, FRANCISCO BERNABEU GARCÍA

GANADORES CONCURSO DE CABOS Y ESCARAPELA DE PLATA

MANUEL MONLLOR BERNABEU: 1965, 1970, 1974, 1975, 1976

RAFAEL NAVARRO TORRES: 1967, 1978, 1979, 1980

FELIPE MARCO MARTÍNEZ: 1985, 1989, 1990

CUADRO CON TODOS LOS CARGOS FESTEROS DE LA COMPARSA:

Año Presidentes Delegados Abanderadas Capitanes
1964 José Rubio Martínez José Montesinos Safont Mª Consuelo Valero Cortés
1965 Felicísimo Morón Sánchez José Montesinos Safont Luisa Gisbert Mira
1966 Felicísimo Morón Sánchez Pascual Rico Bellot Mª Gracia Requena González
1967 José Colomina Gómez Daniel Llinares Miró Mª Rogelia Valero San Juan Felicísimo Morón Sánchez
1968 José Montesinos Safont Rafael Navarro Torres Encarnación Pina López
1969 José Montesinos Safont Pascual Moltó Sánchez Encarnación Pina López
1970 Luis Vicent Molina Enrique Pastor Castelló Luisa Gragera Martínez
1971 Luis Vicent Molina Enrique Pastor Castelló Rosa Marí Ferre López
1972 Olegario Bernabeu Bernabeu Francisco Santonja Gisbert Mª del Pilar Sanchís Gisbert Alfredo Sanchís Pina
1973 Miguel Vilaplana Guillem José Colomina Gómez
1974 Rafael Navarro Torres Vicente Pina Payá Rafaela Gómez Garrido
1975 Rafael Navarro Torres Vicente Pina Payá Magdalena Sánchez Bellerino
1976 Rafael Navarro Torres Vicente Pina Payá Fina Guillem Verdú Alfredo Guillem Verdú
1977 Daniel Linares Miró José Guillem Pastor Ana María Pina López
1978 José Boronat Coloma José Guillem Pastor Pilar López Asensi
1979 Pascual Moltó Sánchez José López Verdú Carmen Rodríguez Durá
1980 Felipe Marco Martínez Marcelino Martínez Ortiz Mª Teresa Sánchez Ferrer
1981 Julio Guillem Bernabeu Pascual Moltó Sánchez Mª Teresa Amorós Bernabeu Antonio Amorós Pérez
1982 Santos Díaz López Joaquín Bernabéu Rico Milagros Pérez Cabeza
1983 Francisco Vidal Brotons Felipe Marco Martínez
1984 Francisco Vidal Brotons Felipe Marco Martínez Mª Pilar Silvestre García
1985 Francisco Vidal Brotons Vicente Vilar Pina Mª  Carmen Berbegal Rico
1986 Vicente Mira Monllor Alfredo Doménech Pérez Mª Carmen Giménez Bernabeu
1987 Vicente Mira Monllor Alfredo Doménech Pérez Mª Elena Valls Rico Felipe Marco Martínez
1988 Rafael García Bornay José Pastor Ibáñez Mª José Pastor Parra
1989 Rafael García Bornay José Pastor Ibáñez Mª Rosario Bautista Sánchez
1990 Miguel Cuenca Martínez Ramón García Bornay Flora Huertas López
1991 Miguel Cuenca Martínez Ramón García Bornay Isabel Roelas Triviño
1992 Francisco Antonio Pérez Rico Luis Triguero Campoy Concepción Berbegal Rico
1993 Francisco Antonio Pérez Rico Luis Triguero Campoy Carmen Ferri Ferri Luis Vicent Molina
1994 José Ramón Vicent Molina Alfredo Doménech Pérez
1995 José Ramón Vicent Molina Alfredo Doménech Pérez Eva María Rico Ferre
1996 Vicente Mira Monllor Juan Francisco Rico Pérez María Julia Berbegal Payá
1997 Vicente Mira Monllor Juan Francisco Rico Pérez Eva María Ibáñez Rico
1998 Juan Francisco Rico Pérez Manuel Canales Taravilla Pilar Navarro Sanchís
1999 Juan Francisco Rico Pérez Manuel Canales Taravilla Sara Rodríguez Valls
2000 Juan Francisco Rico Pérez Carlos Valls Rico Mª Carmen Vilar Trelis Vicente Vilar Pina
2001 Juan Miguel Jover Belmonte Vicent Barrachina Mariel Mª Luisa Pérez Cerdá
2002 Juan Miguel Jover Belmonte Vicent Barrachina Mariel Leonor Sánchez Zapatero
2003 Francisco Bernabeu García     Jr Juan Vicente Gisbert Julia Merche Valls Lozano
2004 Francisco Bernabeu García     Jr Juan Vicente Gisbert Julia Pilar Sanchís Plá
2005 Fernando García Roderas Ángel García Ródenas
2006 Fernando García Roderas Ángel García Ródenas Amalia López Fernández
2007 Pedro Rafael Hernández Cuevas Miguel Ganga Aznar Marina Gómez Belmonte José Joaquín Armero López
2008 Pedro Rafael Hernández Cuevas Miguel Ganga Aznar
2009 Vicente Vilar Pina Vicente Vilar Trelis
2010 Vicente Vilar Pina Vicente Vilar Trelis Mª Amparo Rico Ferre
2011 Jesús Mira Valls Javier Mesas Guitián
2012 Jesús Mira Valls Javier Mesas Guitián Carolina Prieto Giménez
2013 Fabián Verdú Payá Amalia López Fernández Andrea García Pulido
2014 Fabián Verdú Payá Amalia López Fernández Eva Galera Verdú Manuel Canales Taravilla
2015 Ángel García Berbegal Jose Antonio Martínez Pareja
2016 Ángel García Berbegal Jose Antonio Martínez Pareja
2017 Rafael García Bautista Ivan García Bodí  Raquel García de la Rosa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies